DIARIO DE UN SUICIDA EN POTENCIA


AUTOR: Juan L. Mira

Siempre he sido muy de dar tumbos de un lado a otro sin parar. Los que me conocen dirían que incluso, algo raro; no les culpo a esa panda de cabrones.
Me levanto temprano, a eso de las cinco, me visto con un traje impecable, cojo mi maletín después de un desayuno a base de las últimas vitaminas diseñadas en fábricas y me dirijo a mi oficina en la que paso unas diez horas diarias analizando… y una mierda. No, nada de esto es verdad. Si lo fuera ya haría tiempo que me habría tirado por algún acantilado previo vómitos por una vida tan “idílica”. No es mi estilo. Se siente.