SUSURROS DE BLUES


AUTOR:  María Border
Mateo era un joven compositor de blues. Al inicio de un concierto descubrió a Elizabeth entre el público, y quedó prendado de sus ojos azules y su piel blanca. El impulso que en un principio lo llevó a susurrarle canciones de amor, se acrecentará hasta convertirla en la única musa de sus creaciones.

Ella supo que desafiaba reglas inquebrantables, pero no pudo evitar amarlo.

“Haber sentido alguna vez el amor en la sangre, haber descubierto la finalidad de cada poro de la piel, haber estado con él; tan sólo eso valía toda su existencia y la harían añorar siempre la plenitud que era amarlo”.