UNA CHICA ENTRA EN UN BAR ( Serie Mis fantasías, yo decido 01 )

         Tu mejor amiga ha cancelado la cita y tú te encuentras en un bar, sola y vestida para matar… ¿qué haces? Pues disfrutar de las posibilidades que ofrece la noche, puede que conozcas a un interesante hombre de negocios, o que el barman sea un apuesto hombre que te atraiga o incluso, puede que conozcas a un famoso. Todo depende de ti. Tú eliges. Una chica entra en un bar es la primera entrega de una serie que se compone por libros auto-conclusivos pero que comparten el mismo formato. ¿Cuál? Pues lejos de ser un libro erótico al uso, éste posee una gran peculiaridad y es que se trata de una novela donde el lector elige su propia aventura erótica, como leéis, igualito que los libros infantiles. Una chica entra en un bar como el propio título indica, narra las aventuras sexuales de una mujer adulta y madura. Desde el primer momento el lector ya tiene que ir tomando decisiones e ir dirigiendo la historia, ya que dependiendo de su determinación, la trama cogerá un rumbo u otro. Queda claro que el libro es inusual dentro de su género, pero justamente este factor tan diferencial, provoca que estemos ante una trama simple y escasa, y con unos protagonistas poco dibujados. Por el lado bueno, tenemos la oportunidad de dirigir la historia y ser partícipe, las diferentes tramas son coherentes con momentos muy subidos de todo; y las opciones a escoger están bastante bien. Así que reconozco que aunque no es una novela perfecta ni mucho menos, consigue con creces su función de entretener, además, aporta frescura y diversión. Otra factor diferencial es que está escrita a seis manos, tres autoras unidas para dar forma a las diferentes historias, con un estilo cercano, directo y muy fluido. Una chica entra en una bar ofrece una historia con múltiples posibilidades, amena de principio a fin y original en su forma. Si os apetece probar algo nuevo en el género erótico, dadle una oportunidad.